Remedios caseros para las hemorroides

Home Remedies for Hemorrhoids

Una selección de diferentes consejos para el tratamiento y la prevención de las hemorroides

6 remedios caseros para las hemorroides

  • Vinagre de sidra de manzana – El uso de vinagre de sidra de manzana es uno de los tratamientos naturales más populares para las hemorroides. Simplemente empapa una bola de algodón o un poco de papel higiénico con ACV y aplícalo a la zona de las hemorroides. Repita este proceso hasta que la inflamación desaparezca y los síntomas se resuelvan. Debería ver una mejora instantánea. Alternativamente, añada un poco de ACV (media taza) a un baño de asiento.
  • Rutina – Un compuesto que promueve la salud y que se encuentra en numerosas plantas como el trigo sarraceno, las naranjas, el pomelo, el limón, los arándanos y los espárragos (por nombrar algunos), la rutina es otro remedio casero que se utiliza a menudo para las hemorroides. Comprarla en forma de suplemento puede ser la mejor opción. Un individuo en Earthclinic dice: “Tengo hemorroides desde hace casi un año. Justo la semana pasada empecé a tomar Rutin 500mg dos veces al día, por la mañana y una antes de acostarme. … tomando Rutin durante sólo una semana la inflamación ha bajado y mi hemorroide afortunadamente casi ha desaparecido, es menos del tamaño de un guisante hoy en día.”
  • Aceite de coco – Aplicar aceite de coco directamente sobre las hemorroides, enjuagar y repetir. Además de que los síntomas disminuyan, las hemorroides deberían desaparecer en el transcurso de unos pocos días. Las hemorroides son un problema de salud pública.
  • Hamamelis – Un árbol astringente y curativo, el hamamelis es uno de los más antiguos remedios naturales conocidos para las hemorroides. Sólo hay que empapar una almohadilla o una bola de algodón con hamamelis y aplicarla en la zona.
  • Aloe Vera – Al igual que con los tratamientos anteriores, simplemente aplique aloe vera en la zona afectada para aliviar los síntomas. Las hemorroides son un problema de salud pública.
  • Asiento, no me siento – Esto es realmente muy importante y se pasa por alto. Los inodoros convencionales son altamente antinaturales, y puede ser una razón por la que las hemorroides se ven raramente en los países menos desarrollados, donde se hace en cuclillas al ir al baño. Sentarse para evacuar el intestino pone una tremenda tensión en el recto mientras que ponerse en cuclillas endereza el recto y relaja el músculo puborectalis. Este es un consejo que debe hacerse junto con cualquier remedio casero para las hemorroides que pueda utilizar.

Causas y consejos de prevención necesarios – El mejor “tratamiento”

Las causas más comunes de las hemorroides son el esfuerzo durante la defecación y la obesidad. Si se esfuerza durante los movimientos intestinales, no hay duda de que está sufriendo de estreñimiento, y la obesidad sólo aumenta su probabilidad de experimentar estos problemas digestivos. La mejor solución para las hemorroides es – lo has adivinado – ¡no tenerlas!

Siga estos consejos esenciales prevención de hemorroides y puede que ni siquiera tenga que profundizar en ningún tratamiento de hemorroides.

  • Ejercite y pierda peso – Tener sobrepeso u obesidad, junto con ser muy inactivo, es el camino perfecto para un completo deterioro de la salud. Si no tienes un peso saludable y no te mueves, tus órganos y tu sistema interno en general se vuelven lentos y funcionan a niveles bajos. Empieza a hacer ejercicio y a perder peso para arreglar el problema y mantener tu tracto digestivo funcionando.
  • Aumenta la ingesta de fibra: Coma muchas verduras y frutas  – Dado que las hemorroides son el resultado del estreñimiento y el esfuerzo, no debería sorprender que aumentar la ingesta de fibra pueda ayudar a solucionar el problema. La fibra ayuda a ablandar las heces y es esencial para la salud del colon y la salud digestiva en general. Este nutriente ayuda a limpiar el sistema gastrointestinal, previniendo el estreñimiento y permitiendo que el colon trabaje con mayor eficacia. Las fuentes de fibra incluyen: verduras de todo tipo, semillas de lino, almendras, pacanas, pistachos, ciruelas pasas, peras y judías. Incluya estos alimentos en su dieta mientras prueba los otros remedios caseros para las hemorroides.
  • Toma probióticos y consume alimentos ricos en probióticos – Los probióticos son esenciales para equilibrar las bacterias en su intestino, lo que puede prevenir el estreñimiento y promueve absolutamente la salud en general. Tome un suplemento probiótico de alta calidad o consuma más alimentos ricos en probióticos como los alimentos fermentados como el queso fermentado, el yogur, el chucrut, el kimchi coreano y numerosas bebidas fermentadas como el té de kombucha.
  • Hidratarse – Mantenerse hidratado con agua parece ser la recomendación número uno para casi cualquier dolencia de salud. El agua ayuda a limpiar su sistema interno e hidrata todo su cuerpo. Junto con la fibra, beber más agua ayudará a ablandar las heces y, con suerte, a reducir la necesidad de esforzarse durante una evacuación intestinal.

Otras consideraciones para el tratamiento de las hemorroides

  • Mojando la zona en agua tibia unas cuantas veces al día durante períodos de 10 a 15 minutos puede reducir la inflamación y ayudar a aliviar los síntomas. También se puede tomar un baño de asiento y añadir media taza de vinagre de sidra de manzana.
  • Mantén la zona limpia, bañándote a diario. No utilices jabón en la zona, ya que probablemente sólo causará irritación. Utilice papel higiénico húmedo para frotar la zona después de defecar para disminuir la fricción de la limpieza.
  • Aplique compresas de hielo o compresas frías para aliviar la hinchazón.
    Como siempre, asegúrate de compartir cualquier remedio casero para las hemorroides que te funcione, así como lo que no te ha funcionado. Es importante ayudar a que los tratamientos naturales sigan vivos.

    7 mejores y peores remedios caseros para tus hemorroides

    1. Baños de asiento

    Generalmente, los expertos recomiendan a las personas con hemorroides dolorosas sentarse en agua tibia durante 15 minutos, varias veces al día – especialmente después de defecar.

    Consejo del médico: Sí, éste es uno de los mejores tratamientos. Un baño de asiento suele estar disponible en una farmacia local. Este pequeño recipiente cabe justo encima de su inodoro y ofrece una forma cómoda de remojar y aliviar la zona..

    2. Hamamelis

    El hamamelis tiene fama de reducir el dolor, el picor y el sangrado hasta que las hemorroides desaparezcan. No hay mucho apoyo científico para su uso, pero contiene taninos y aceites que pueden ayudar a reducir la inflamación y frenar el sangrado. Los partidarios dicen que tensa la piel como un antiinflamatorio natural.

    Consejo del médico: Está bien usarlo directamente sobre las hemorroides.

    3. Vinagre de sidra de manzana

    Algunas personas dicen que el vinagre de sidra de manzana puede aportar un alivio instantáneo a las hemorroides, reduciendo el picor y el dolor.

    Consejo de los médicos: No utilices este remedio ya que puede quemar la piel con el uso excesivo y exacerbar los problemas.

    4. Cáscara de psilio

    La cáscara de psilio es un suplemento que ayuda a aumentar la ingesta de fibra, y ablanda las heces para que sean más fáciles de expulsar. Tenga cuidado de no aumentar la fibra demasiado, demasiado rápido, ya que también puede causar gases o calambres estomacales.

    Consejo del médico: Utilícelo para ablandar las heces y hacer que los movimientos intestinales sean más regulares. No afectará a las hemorroides a nivel local, pero regula sus intestinos. Asegúrese de beber mucha agua si toma este suplemento.

    5. Aloe vera

    Las propiedades antiinflamatorias del aloe vera pueden ayudar a calmar la inflamación de las hemorroides. Aunque no hay investigaciones disponibles para su uso en las hemorroides específicamente, ha mostrado algunos beneficios para otras condiciones inflamatorias de la piel.

    Consejo del médico: Es seguro probarlo si es aloe puro (y no en una crema con otros ingredientes).

    6. Aceite del árbol del té

    Algunas personas dicen que las propiedades antisépticas y antiinflamatorias del aceite del árbol del té pueden reducir la hinchazón y el picor causados por las hemorroides. Algunas investigaciones tempranas encontraron que un gel hecho con aceite de árbol de té disminuía los síntomas, pero faltan estudios.

    Consejo del médico: No pruebes este remedio ya que no está bien estudiado.

    7. Sales de Epsom y glicerina

    Este tratamiento casero menos conocido puede ayudar a las hemorroides dolorosas. Utiliza estos sencillos ingredientes para hacer un compuesto que aplicarás directamente en la zona inflamada:

    • Mezcla 2 cucharadas de sales de Epsom con 2 cucharadas de glicerina
    • Aplica la mezcla en una gasa y colócala en la zona dolorida
    • Deje esta aplicación en la zona durante 15-20 minutos
    • Repite la operación cada cuatro o seis horas hasta que el dolor se alivie

    Consejo del médico: Sí, yo recomiendo este tratamiento.

    Recuerda que para ayudar a tratar y prevenir las hemorroides es importante comer suficiente fibra (25 gramos al día para las mujeres, 38 gramos al día para los hombres) y beber al menos ocho vasos de agua al día. Estos cambios en la dieta pueden facilitar la evacuación de las heces y evitar que el problema se repita;

    8 remedios caseros para las hemorroides

    1. Hamamelis

    El hamamelis puede reducir tanto la picazón como el dolor, dos síntomas principales de las hemorroides. Es un antiinflamatorio natural, por lo que también podría reducir la hinchazón. El hamamelis puede comprarse en forma líquida y aplicarse directamente sobre las hemorroides. También se puede encontrar en productos como toallitas y jabones antipicores.

    2. Aloe vera
    El gel de aloe vera se puede encontrar en productos comprados en farmacias. También se puede cosechar directamente del interior de las hojas de una planta de aloe. Según la Clínica Cleveland, el aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias que son conocidas por su eficacia en el tratamiento de las afecciones inflamatorias de la piel. Sin embargo, sólo debe utilizar el gel de aloe vera puro en las hemorroides. Algunas personas son alérgicas al aloe vera, sobre todo las que son alérgicas al ajo o a la cebolla. Compruebe si hay una reacción alérgica frotando una cantidad del tamaño de una moneda de diez centavos en su antebrazo. Espere de 24 a 48 horas. Si no se produce ninguna reacción, debería ser seguro su uso.

    3. Baño caliente con sal de Epsom

    Los baños calientes pueden ayudar a calmar la irritación de las hemorroides. Puede utilizar un baño de asiento, que es una pequeña bañera de plástico que se coloca sobre el asiento del inodoro, o tomar un baño de cuerpo entero en su bañera. Según Harvard Health, lo más eficaz es tomar un baño caliente durante 20 minutos después de cada evacuación. Añadir sales de Epsom al baño puede proporcionar más alivio al reducir el dolor.

    4. Pomadas de venta libre
    Los ungüentos y cremas de venta libre como el preparado H, pueden encontrarse en casi todas las farmacias y pueden ofrecer un alivio inmediato. Algunas pueden incluso reducir la hinchazón y ayudar a que su hemorroide sane más rápidamente. Sin embargo, si utiliza una crema con hidrocortisona, no la use durante más de una semana.

    5. Toallitas
    El uso de papel higiénico después de una evacuación puede agravar las hemorroides existentes. En su lugar, el uso de toallitas puede ayudar a mantener la limpieza sin causar más irritación. Para un impulso adicional, puedes encontrar toallitas con ingredientes calmantes y antihemorroidales como el hamamelis o el aloe vera. Asegúrese de que las toallitas que elija no contengan alcohol, perfume u otros irritantes. Estas sustancias podrían agravar los síntomas en lugar de aliviarlos.

    6. Compresas frías
    Aplique compresas de hielo o compresas frías en el ano para aliviar la hinchazón durante 15 minutos seguidos. Para las hemorroides grandes y dolorosas, este puede ser un tratamiento extremadamente eficaz. Envuelva siempre el hielo dentro de un paño o toalla de papel, y nunca aplique algo congelado directamente sobre la piel.

    7. Ablandadores de heces
    Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, los ablandadores de heces o los suplementos de fibra como el psilio pueden ayudar a reducir el estreñimiento, hacer que las heces sean más blandas y facilitar la evacuación rápida y sin dolor. Muchos de estos suplementos, incluido el psilio, vienen en formas como polvos, cápsulas y líquidos que se toman por vía oral entre una y tres veces al día.

    8. Ropa suelta y de algodón
    Cambiar la ropa ajustada hecha con poliéster por algodón ultra transpirable (especialmente la ropa interior de algodón) puede ayudar a mantener la zona anal limpia y seca. Esto puede reducir potencialmente los síntomas. Evite utilizar detergentes perfumados o suavizantes para reducir la irritación;

    10 remedios caseros para las hemorroides (almorranas)

    1. Hielo

    El primer tratamiento casero muy recomendable es el hielo. El hielo ayudará a contraer los vasos sanguíneos, reducir la hinchazón y darle un alivio inmediato del dolor.

    • Aplique una bolsa de hielo o un trozo de hielo parcialmente derretido envuelto en un paño directamente sobre la zona afectada durante unos 10 minutos. Haga esto varias veces al día hasta que la hemorroide desaparezca. Puede incluso utilizar una bolsa de hielo para aliviar el dolor.
    • Incluso puede utilizar un pequeño paquete de verduras congeladas como guisantes o maíz. Envuelve el paquete en un paño de cocina y luego aplícalo sobre la hemorroide. Hazlo durante 20 minutos seguidos, tres veces al día. Por favor, no te preocupes.

    2. Aloe Vera

    El aloe vera es uno de los mejores ingredientes de la naturaleza para tratar las hemorroides. Las propiedades antiinflamatorias y terapéuticas del aloe vera ayudan a reducir la irritación de las hemorroides. El aloe vera puede utilizarse tanto para hemorroides internas como para hemorroides externas.

    • Para tratar las hemorroides externas, aplique un poco de gel de aloe vera en su ano y lentamente masaje la zona. Este sencillo remedio aliviará el dolor y calmará la sensación de ardor. Para tratar las hemorroides externas, aplica un poco de gel de aloe vera en el ano y masajea lentamente la zona.
    • Para tratar las hemorroides internas, corta las hojas de aloe vera en tiras. Asegúrate de cortar las partes de la planta que parecen espinas. Coloca las rodajas en un recipiente y congélalas. Aplique la tira de aloe vera helada en la hemorroide dolorosa para aliviar el dolor, el ardor y la sensación de picor.

    3. Zumo de limón

    El jugo de limón contiene varios nutrientes que pueden darle alivio a las hemorroides mediante el fortalecimiento de los capilares y las paredes de los vasos sanguíneos.

    • Saturar un algodón con zumo de limón recién exprimido y aplicarlo sobre la hemorroide. Al principio se sentirá un leve hormigueo o una sensación de ardor, pero pronto se aliviará el dolor. Por lo general, se puede aplicar el jugo de limón sobre las hemorroides.
    • Alternativamente, exprime medio limón en una taza de leche caliente y bébelo. Haga esto cada tres horas para obtener los mejores resultados. Por favor, no se olvide de mezclar la mitad de un limón en una taza de leche caliente.
    • Mezcle media cucharadita de jugo de limón, jugo de jengibre, jugo de menta y miel. Tomar esto una vez al día.

    4. Aceite de almendras

    El aceite de almendras, conocido por sus propiedades emolientes y de absorción de los tejidos profundos, se utiliza principalmente para el tratamiento de las hemorroides externas. Moja un algodón en aceite de almendras puro y aplícalo en la zona afectada. Hidrata y alivia la inflamación, y aliviará la sensación de ardor y picor en el ano y sus alrededores. Haga esto varias veces al día.

    5. Aceite de oliva

    El aceite de oliva tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y se utiliza principalmente para tratar las hemorroides externas. Ayudará a aumentar la elasticidad de los vasos sanguíneos, lo que a su vez ayudará a reducir la inflamación y reducir el tamaño de los vasos sanguíneos hinchados en el canal anal.

    • Consuma una cucharadita de aceite de oliva al día. Ayudará a reducir la inflamación y las grasas monoinsaturadas mejorarán la funcionalidad del sistema excretor.
    • Aplasta el jugo de algunas hojas de ciruela y añádelo al aceite de oliva. Aplique esta mezcla en sus hemorroides. Le dará alivio al dolor y a la hinchazón.

    6. Granos integrales

    Comience a comer productos de grano entero si usted sufre de hemorroides. Los productos integrales contienen una buena cantidad de fibra, que es muy eficaz para aliviar los síntomas de las hemorroides y el sangrado.

    Este nutriente ayuda a limpiar el sistema gastrointestinal, previniendo el estreñimiento y permitiendo que el colon trabaje de forma más eficiente. Los alimentos ricos en fibra pueden ablandar las heces y aumentar su volumen, lo que ayuda a reducir el esfuerzo durante la defecación. Algunos de los mejores productos integrales son la avena, la cebada, el maíz, el arroz integral, el mijo, la quinoa y el trigo sarraceno.

    7. Hamamelis

    Las suaves propiedades astringentes y curativas del hamamelis ayudarán a aliviar las molestias asociadas a las hemorroides. La propiedad astringente puede ayudar a encoger los vasos sanguíneos inflamados, aliviando el dolor, la picazón y la hinchazón.

    • Empape un algodón en hamamelis sin destilar y aplíquelo sobre las hemorroides. Haga esto al menos tres veces al día.
    • Alternativamente, puede comprar almohadillas medicinales que contienen hamamelis. Estas almohadillas húmedas se pueden utilizar en lugar de o en combinación con el papel higiénico. Esta es una buena forma de proteger el ano de la irritación y los microorganismos. Por lo tanto, es una buena forma de proteger el ano de la irritación y los microorganismos.

    8. Vinagre de sidra de manzana

    Debido a las propiedades astringentes del vinagre de sidra de manzana, ayuda a encoger los vasos sanguíneos inflamados y da alivio a la hinchazón e irritación de las hemorroides tanto internas como externas. Asegúrese de utilizar vinagre sin filtrar y sin pasteurizar para obtener resultados más rápidos.

    • En el caso de las hemorroides externas, presione suavemente una bola de algodón empapada en vinagre de sidra de manzana contra la zona inflamada. Al principio habrá una sensación de escozor, pero pronto se aliviará el picor y la irritación. Haga esto varias veces al día hasta que la inflamación disminuya.
    • En el caso de las hemorroides internas, añade una cucharadita de vinagre de sidra de manzana a un vaso de agua y bébelo al menos dos veces al día. Puedes añadirle miel para que tenga mejor sabor.

    9. Bolsas de té negro

    El ácido tánico presente en el té es una especie de astringente natural que ayudará a reducir la hinchazón y el dolor asociado a las hemorroides.

    • Mojen una bolsa de té negro en agua caliente. Retírala del agua y deja que se enfríe ligeramente. Aplique la bolsa de té caliente y húmeda sobre las venas hinchadas durante unos 10 minutos. Haga esto dos o tres veces al día.
    • Alternativamente, puede aplicar bolsas de té frías y usadas sobre las hemorroides durante cinco o diez minutos.

    10. Agua

    Cuando sufra de hemorroides internas o externas, aumente su consumo de agua. Intenta beber de ocho a diez vasos de agua al día.

    La ingesta adecuada de agua ayuda a limpiar su sistema interno e hidrata todo su cuerpo. También facilita los movimientos intestinales y mantiene las heces blandas, con lo que se reduce la necesidad de hacer esfuerzos.

    Cuando no se bebe suficiente agua y otros líquidos, el proceso de expulsión de los residuos del cuerpo se ralentiza y puede haber una acumulación en el intestino. El resultado final son unas heces duras, que empeoran el problema de las hemorroides.

    Si las hemorroides son persistentes, provocan un sangrado intenso o se repiten con frecuencia, consulte a un médico.

Leave a Comment