Prueba de sangre oculta en heces

La prueba de sangre oculta en heces es una prueba de laboratorio que se utiliza para comprobar si hay sangre oculta en las heces.

La sangre oculta en las heces puede indicar cáncer de colon o pólipos en el colon o el recto, aunque no todos los cánceres o pólipos sangran.

Normalmente, la sangre oculta se expulsa en cantidades tan pequeñas que sólo puede detectarse a través de los productos químicos utilizados en un análisis de sangre oculta en heces.

Si se detecta sangre a través de un análisis de sangre oculta en heces, es posible que se necesiten pruebas adicionales para determinar el origen de la hemorragia. El análisis de sangre oculta en las heces sólo puede detectar la presencia o ausencia de sangre, pero no indica las posibles fuentes de la hemorragia.

La sangre en las heces también puede ser un signo de cáncer colorrectal, un tipo de cáncer que comienza en el colon o el recto. El cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte relacionada con el cáncer en Estados Unidos y el tercer cáncer más frecuente en hombres y mujeres. La prueba de sangre oculta en heces es una prueba de cribado que puede ayudar a detectar el cáncer colorrectal a tiempo, cuando el tratamiento es más eficaz.

Otros nombres: sangre oculta en heces, prueba de sangre oculta, prueba de hemocultivo, prueba de frotis de guayaco.

Qué causa la aparición de sangre en las heces?

La sangre puede aparecer en las heces debido a una o más de las siguientes condiciones:

  • Crecimientos o pólipos benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos) del colon
  • Hemorroides (vasos sanguíneos hinchados cerca del ano y la parte inferior del recto que pueden romperse, causando hemorragias)
  • Fisuras anales (fisuras o grietas en el revestimiento del orificio anal)
  • Infecciones intestinales que causan inflamación
  • Ulceras
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad diverticular, causada por salidas de la pared del colon
  • Anomalías de los vasos sanguíneos del intestino grueso
  • Las hemorragias gastrointestinales pueden ser microscópicas (invisibles al ojo) o pueden verse fácilmente como sangre roja o deposiciones negras parecidas al alquitrán, denominadas melenas.

Propósito de la prueba

Su médico puede solicitar una prueba de sangre oculta en heces para determinar si podría tener una afección subyacente, como pólipos de colon, diverticulosis, hemorroides, una úlcera, una enfermedad inflamatoria del intestino llamada colitis o cáncer colorrectal.3 Cada una de ellas (y otras) puede causar un sangrado en el tracto digestivo que termina en las heces.

Esta prueba no es diagnóstica, pero serviría para impulsar la realización de pruebas adicionales.1

Mientras que la prueba de sangre oculta en heces se utiliza para buscar la presencia de sangre en sus heces, la prueba no muestra de dónde proviene el sangrado, si está presente, o qué lo está causando.

Su médico puede solicitar una prueba de sangre oculta en heces por las siguientes razones:

Prueba del cáncer colorrectal

La prueba de sangre oculta en heces se utiliza normalmente como herramienta de cribado para buscar sangre en las heces de las personas de 50 años o más que tienen un riesgo medio de desarrollar cáncer colorrectal.4 Los médicos suelen recomendar que las personas que cumplen estos criterios se hagan una prueba de sangre oculta en heces anualmente.

El cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte relacionada con el cáncer en los Estados Unidos, así como el tercer tipo de cáncer más frecuente, y a menudo no presenta síntomas evidentes hasta que se encuentra en las últimas fases.5

La mayoría de los casos comienzan con pólipos de colon benignos o inofensivos, que son crecimientos de tejido bastante comunes en personas mayores de 50 años. Sin embargo, algunos de estos pólipos se vuelven precancerosos o cancerosos, lo que hace que crezcan y sangren en cantidades microscópicas cuando pasan las heces.6 Esta hemorragia se considera un signo precoz del cáncer colorrectal y a veces es el único signo precoz, razón por la cual es tan crucial la detección periódica de sangre en las heces. La detección temprana del cáncer puede mejorar en gran medida el resultado del tratamiento.7

Un posible inconveniente de la prueba de sangre oculta en heces es que no siempre muestra con exactitud lo que ocurre en su cuerpo. Por ejemplo, algunos cánceres y pólipos de colon no sangran, lo que podría llevar a un resultado falso negativo de la prueba cuando en realidad tiene cáncer o pólipos.8 Por el contrario, puede obtener un resultado falso positivo debido a factores tales como no cumplir con las restricciones dietéticas y de medicación que su médico le dio antes y durante la prueba, o porque tiene una infección gastrointestinal menor, hemorroides u otra condición, en lugar de pólipos o cáncer.

Búsqueda de posibles causas de anemia

Su médico puede solicitar una prueba de sangre oculta en heces si tiene signos y síntomas de anemia, una afección en la que su cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos para transportar el oxígeno a través del torrente sanguíneo de forma eficaz.9 Los síntomas más comunes incluyen fatiga, piel pálida, bajo recuento de hemoglobina en la sangre y debilidad.

Si ya le han diagnosticado anemia, su médico puede recomendarle también una prueba de sangre oculta en sangre si no se ha encontrado la causa de la anemia. Los resultados de la prueba pueden mostrar si la pérdida de sangre del tracto digestivo puede ser parte de la causa de su anemia y dar a su médico la dirección de cómo proceder.

Por ejemplo, si su prueba es positiva para la sangre en las heces, su médico sabe que entonces debe hacer más pruebas para las condiciones que podrían causar el sangrado, tales como úlceras, diverticulosis, o pólipos de colon. Si la prueba muestra que no hay sangre en las heces, su médico probablemente pasará a buscar otra causa potencial de su anemia.

Cómo se prepara

Los resultados de la prueba de sangre oculta en heces se ven afectados en gran medida por la forma en que se prepara para la prueba, por lo que es importante seguir las instrucciones cuidadosamente.

Diversos alimentos, suplementos dietéticos y medicamentos pueden afectar a los resultados de algunas pruebas de sangre oculta en heces, ya sea indicando que hay sangre cuando no la hay (falso positivo) o pasando por alto la presencia de sangre que realmente hay (falso negativo). Su médico puede pedirle que evite ciertos alimentos o medicamentos. Para garantizar la exactitud de los resultados de la prueba, siga cuidadosamente las instrucciones de su médico.

Durante unos tres días antes de la prueba, su médico puede pedirle que evite:

  • Ciertas frutas y verduras, incluidos el brócoli y los nabos
  • Carnes rojas
  • Rábano picante
  • Suplementos de vitamina C
  • Alivios del dolor, como la aspirina y el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros)

Lo que puede esperar

Hay varios tipos de pruebas de sangre oculta en heces, cada una con un enfoque diferente para la recogida y el análisis de las heces. Incluyen:

  • Prueba de sangre oculta en heces. Su médico suele entregarle una tarjeta de prueba con espacio para dos o tres muestras o dos o tres tarjetas de prueba.Usted recoge una muestra de heces de cada una de las dos o tres deposiciones en un recipiente limpio, generalmente tomadas en días consecutivos, y luego utiliza un palillo aplicador para aplicar un frotis de heces en un área específica de una tarjeta.Después de que las muestras estén secas, las devuelve a su médico o a un laboratorio designado, por correo o en persona.
  • Prueba de sangre oculta en heces.
  • Almohadilla o pañuelo reactivo lavable. Puede conseguir este kit en una tienda sin necesidad de receta.Coloca la almohadilla o el pañuelo en la taza del váter después de defecar, normalmente en tres días consecutivos. Las almohadillas cambian de color cuando hay sangre.A continuación, informa de los cambios a su médico, normalmente en un formulario que se envía por correo.
  • Los síntomas de la infección por el VIH se pueden detectar en cualquier momento.
  • Prueba inmunoquímica de sangre oculta en heces. El método de recogida de esta prueba puede depender del fabricante, pero normalmente se utiliza una cuchara especial u otro dispositivo para recoger una muestra de heces y guardarla en un recipiente de recogida que viene con el kit de prueba.El recipiente de recogida se devuelve a su médico o a un laboratorio designado, por correo o en persona.
  • Para obtener resultados precisos, siga las instrucciones y devuelva las muestras rápidamente.

Resultados

Su médico revisará los resultados de la prueba de sangre oculta en heces y luego compartirá los resultados con usted.

Resultado negativo. Un análisis de sangre oculta en heces se considera negativo si no se detecta sangre en sus muestras de heces. Si se sometió a la prueba para detectar el cáncer de colon y tiene un riesgo medio -no tiene factores de riesgo de cáncer de colon aparte de la edad-, su médico puede recomendarle que espere un año y luego repita la prueba.

Resultado positivo. Una prueba de sangre oculta en heces se considera positiva si se detecta sangre en sus muestras de heces. Es posible que necesite pruebas adicionales -como una colonoscopia- para localizar el origen del sangrado.

Si los resultados de cualquiera de los dos tipos de pruebas de sangre oculta en las heces son positivos, significa que probablemente tenga una hemorragia en alguna parte del tubo digestivo. Pero no significa necesariamente que tenga cáncer. Otras condiciones que pueden producir un resultado positivo en una prueba de sangre oculta en heces son las úlceras, las hemorroides, los pólipos y los tumores benignos. Si los resultados de la prueba son positivos para la sangre, es probable que el médico recomiende pruebas adicionales, como una colonoscopia, para averiguar la ubicación exacta y la causa del sangrado. Si tiene preguntas sobre sus resultados, hable con su proveedor de atención médica.

Leave a Comment