Diarrea

Diarrhea: Causes, Prevention and Treatment

Diarrea, también deletreada diarrea, es la condición de tener al menos tres deposiciones líquidas o sueltas cada día. Suele durar varios días y puede provocar deshidratación debido a la pérdida de líquidos. Los signos de deshidratación suelen comenzar con la pérdida de la elasticidad normal de la piel y un comportamiento irritable. Esto puede progresar a una disminución de la micción, pérdida de color de la piel, un ritmo cardíaco rápido y una disminución de la capacidad de respuesta a medida que se agrava. Sin embargo, las heces blandas pero no acuosas en los bebés alimentados con leche materna pueden ser normales.

La diarrea es un aumento de la frecuencia de las deposiciones o una disminución de la forma de las mismas (mayor soltura de las heces). Aunque los cambios en la frecuencia de las deposiciones y la soltura de las heces pueden variar de forma independiente, a menudo se producen cambios en ambas.

La diarrea debe distinguirse de otras cuatro afecciones. Aunque estas afecciones pueden acompañar a la diarrea, a menudo tienen causas y tratamientos diferentes a los de la diarrea. Estas otras afecciones son:

  1. Incontinencia de heces, que es la incapacidad de controlar (retrasar) las deposiciones hasta un momento apropiado, por ejemplo, hasta que uno pueda llegar al baño
  2. Urgencia rectal, que es un impulso repentino de defecar tan fuerte que si no se dispone de un retrete inmediatamente se producirá la incontinencia
  3. Evacuación incompleta, que es una sensación de que es necesaria otra evacuación poco después de una deposición, pero que hay dificultad para evacuar más heces la segunda vez
  4. Movimientos intestinales inmediatamente después de comer

Hechos sobre la diarrea

  • La diarrea es un aumento de la frecuencia de las deposiciones, un aumento de la soltura de las heces o ambos.
  • La diarrea está causada por el aumento de la secreción de líquido en el intestino, la reducción de la absorción de líquido del intestino o el paso rápido de las heces por el intestino.
  • Los síntomas asociados a la diarrea incluyen dolor abdominal, especialmente calambres. Otros síntomas dependen de la causa de la diarrea.
  • La diarrea puede definirse de forma absoluta o relativa. La diarrea absoluta se define como más de cinco deposiciones al día o heces líquidas. La diarrea relativa se define como un aumento del número de deposiciones al día o un aumento de la soltura de las heces en comparación con el hábito intestinal habitual de un individuo.
  • La diarrea puede ser aguda o crónica, y cada una tiene diferentes causas y tratamientos.
  • Las complicaciones de la diarrea incluyen deshidratación, anomalías electrolíticas (minerales) e irritación del ano.
  • Las pruebas que son útiles en la evaluación de la diarrea aguda incluyen el examen de las heces para detectar glóbulos blancos o las enzimas que producen, parásitos, cultivos de heces para detectar bacterias, pruebas de heces para detectar las toxinas de C. difficile, y análisis de sangre para detectar anomalías electrolíticas.
  • Las pruebas que son útiles en la evaluación de la diarrea crónica incluyen el examen de las heces en busca de parásitos, las radiografías del tracto gastrointestinal superior (serie UGI), el enema de bario, la esofagoduodenoscopia (EGD) con biopsias, la colonoscopia con biopsias, la endoscopia del intestino delgado, las pruebas de hidrógeno en el aliento, la medición de la grasa en las heces y las pruebas de la función pancreática.
  • La deshidratación puede ser tratada en casa con remedios caseros, soluciones de rehidratación oral.
  • La deshidratación puede ser tratada en casa con remedios caseros, soluciones de rehidratación oral.
  • Absorbentes (que absorben el agua en el intestino), medicamentos contra la motilidad, compuestos de bismuto y fluidos intravenosos si es necesario.
  • Los antibióticos no deben utilizarse en el tratamiento de la diarrea, a menos que exista una infección bacteriana probada por cultivo que requiera antibióticos, una diarrea grave que probablemente sea de origen infeccioso, o cuando un individuo tenga enfermedades subyacentes graves.
  • Los antibióticos no deben utilizarse en el tratamiento de la diarrea.

    Causas de la diarrea

    Acerca de la diarreaLa diarrea se caracteriza por heces blandas y acuosas o por la necesidad frecuente de defecar. Suele durar unos días y a menudo desaparece sin ningún tratamiento. La diarrea puede ser aguda o crónica. La diarrea aguda se produce cuando la afección dura de uno a dos días. La diarrea puede ser consecuencia de una infección vírica o bacteriana. Otras veces, puede deberse a una intoxicación alimentaria. Incluso existe una afección conocida como diarrea del viajero, que se produce cuando se tiene diarrea después de estar expuesto a bacterias o parásitos durante las vacaciones en un país en desarrollo. La diarrea aguda es bastante común; la diarrea crónica es la que dura al menos cuatro semanas. Suele ser el resultado de una enfermedad o trastorno intestinal, como la celiaquía o la enfermedad de Crohn.

    La diarrea puede ser el resultado de una serie de condiciones o circunstancias. Las causas potenciales de la diarrea incluyen:

    • una intolerancia alimentaria, como la intolerancia a la lactosa
    • una alergia alimentaria
    • una reacción adversa a un medicamento
    • una infección vírica
    • una infección bacteriana
    • una enfermedad intestinal
    • una infección parasitaria
    • una cirugía de la vesícula biliar o del estómago

    La diarrea también es un efecto secundario común de la diarrea.

    La diarrea crónica puede ser un síntoma de una afección más grave, como el síndrome del intestino irritable o la enfermedad inflamatoria intestinal. La diarrea frecuente y severa podría ser un signo de enfermedad intestinal o de un trastorno funcional del intestino.

    Las causas más comunes de la diarrea

    Saneamiento

    La defecación al aire libre es una de las principales causas de diarrea infecciosa que conduce a la muerte.

    La pobreza es un buen indicador de la tasa de diarrea infecciosa en una población. Esta asociación no se debe a la pobreza en sí, sino a las condiciones en las que viven las personas empobrecidas. La ausencia de ciertos recursos compromete la capacidad de los pobres para defenderse de la diarrea infecciosa. “La pobreza está asociada a una vivienda deficiente, al hacinamiento, a la suciedad del suelo, a la falta de acceso al agua potable o a la eliminación sanitaria de los desechos fecales (saneamiento), a la cohabitación con animales domésticos que pueden ser portadores de patógenos humanos y a la falta de almacenamiento refrigerado de los alimentos, todo lo cual aumenta la frecuencia de la diarrea… La pobreza también restringe la capacidad de proporcionar dietas apropiadas para la edad y nutricionalmente equilibradas o de modificar las dietas cuando se produce la diarrea para mitigar y reparar las pérdidas de nutrientes. El impacto se ve agravado por la falta de atención médica adecuada, disponible y asequible.

    Agua

    Una de las causas más comunes de la diarrea infecciosa, es la falta de agua limpia. A menudo, la eliminación inadecuada de las heces conduce a la contaminación de las aguas subterráneas. Esto puede llevar a una infección generalizada entre la población, especialmente en ausencia de filtración o purificación del agua. Las heces humanas contienen una variedad de patógenos humanos potencialmente dañinos.

    Nutrición

    Una nutrición adecuada es importante para la salud y el funcionamiento, incluida la prevención de la diarrea infecciosa. Es especialmente importante para los niños pequeños que no tienen un sistema inmunológico completamente desarrollado. La carencia de zinc, una condición que se encuentra a menudo en los niños de los países en desarrollo, puede, incluso en casos leves, tener un impacto significativo en el desarrollo y el buen funcionamiento del sistema inmunológico humano. De hecho, esta relación entre la carencia de zinc y la reducción del funcionamiento inmunitario se corresponde con una mayor gravedad de la diarrea infecciosa. Los niños que tienen niveles reducidos de zinc presentan un mayor número de casos de diarrea, diarrea grave y diarrea asociada a fiebre. Del mismo modo, la deficiencia de vitamina A puede provocar un aumento de la gravedad de los episodios de diarrea. Sin embargo, hay cierta discrepancia cuando se trata del impacto de la deficiencia de vitamina A en la tasa de enfermedad. Mientras que algunos sostienen que no existe una relación entre la tasa de enfermedad y el estado de la vitamina A, otros sugieren un aumento de la tasa asociado a la deficiencia.

    Medicamentos

    Algunos medicamentos, como la penicilina, pueden causar diarrea. Se sabe que más de 700 medicamentos causan diarrea. Las clases de medicamentos que se sabe que causan diarrea son los laxantes, los antiácidos, los medicamentos para la acidez, los antibióticos, los fármacos antineoplásicos, los antiinflamatorios, así como muchos suplementos dietéticos.

    Tratamiento de la diarrea

    El tratamiento de la diarrea suele requerir la reposición de los líquidos perdidos. Esto significa simplemente que hay que beber más agua o bebidas de sustitución de electrolitos, como las bebidas deportivas. En los casos más graves, puede recibir líquidos por vía intravenosa. Si la causa de la diarrea es una infección bacteriana, el médico puede recetarle antibióticos.

    Su médico decidirá su tratamiento en función de:

    • la gravedad de la diarrea y la afección relacionada
    • la frecuencia de la diarrea y la afección relacionada
    • el grado de su estado de deshidratación
    • su estado de salud
    • su historial médico
    • Su edad
    • Su capacidad para tolerar diferentes procedimientos o medicamentos
    • Expectativas de mejora de su estado
    • Su capacidad de tolerar diferentes procedimientos o medicamentos.

    La mayoría de los casos de diarrea desaparecen por sí solos en un par de días sin tratamiento. Si ha probado cambios en el estilo de vida y remedios caseros para la diarrea sin éxito, su médico podría recomendarle medicamentos u otros tratamientos.

    Antibióticos

    Los antibióticos pueden ayudar a tratar la diarrea causada por bacterias o parásitos. Si la causa de la diarrea es un virus, los antibióticos no ayudarán.

    Tratamiento para reponer líquidos

    Es probable que su médico le aconseje reponer los líquidos y las sales. Para la mayoría de los adultos, eso significa beber agua, zumo o caldo. Si beber líquidos le produce malestar estomacal o diarrea, el médico puede recomendarle que reciba líquidos a través de una vena del brazo (por vía intravenosa).

    El agua es una buena forma de reponer líquidos, pero no contiene las sales y electrolitos -minerales como el sodio y el potasio- que necesitas para mantener las corrientes eléctricas que hacen que tu corazón lata. Puedes ayudar a mantener tus niveles de electrolitos bebiendo zumos de frutas para obtener potasio o comiendo sopas para obtener sodio. Algunos zumos de fruta, como el de manzana, pueden empeorar la diarrea.

    En el caso de los niños, consulte a su médico sobre el uso de una solución de rehidratación oral, como Pedialyte, para prevenir la deshidratación o reponer los líquidos perdidos.

    Ajuste de los medicamentos que está tomando

    Si su médico determina que un antibiótico causó su diarrea, su médico podría reducir su dosis o cambiar a otro medicamento.

    Tratamiento de enfermedades subyacentes

    Si la diarrea está causada por una afección más grave, como la enfermedad inflamatoria intestinal, el médico trabajará para controlar esa afección. Es posible que le remitan a un especialista, como un gastroenterólogo, que puede ayudar a diseñar un plan de tratamiento para usted.

    Prevenir la diarrea

    Aunque algunos tipos de diarrea, como los debidos a otras condiciones médicas, son inevitables, la diarrea infecciosa puede prevenirse.

    La forma más importante de evitar la diarrea es evitar el contacto con los agentes infecciosos que pueden causarla. Esto significa que es muy importante lavarse bien las manos y tener una buena higiene.

    Además, si viaja a países en desarrollo, debe tomar las siguientes precauciones:

    • Beba sólo agua embotellada, incluso para cepillarse los dientes.
    • Los alimentos que se consumen en los países en vías de desarrollo deben ser de buena calidad.
    • Evite comer alimentos de los vendedores ambulantes.
    • Evite el hielo hecho con agua del grifo.
    • Come sólo aquellas frutas o verduras que estén cocinadas o que se puedan pelar.
    • Asegúrese de que todos los alimentos que consuma estén bien cocinados y se sirvan bien calientes.
    • Nunca coma carne o marisco crudo o poco cocinado.
    • Vacúnese contra la hepatitis A antes de viajar, si está indicado para esa región.

Leave a Comment